Honestidad

Desde el principio hasta el final, solo hablamos con la verdad. La transparencia es nuestra principal virtud, y es lo que le dará la seguridad de recibir la mejor asesoría.

Excelencia

Existen variables que no se pueden controlar, por eso no garantizamos perfección. La excelencia, en cambio, es posible: Hacemos lo mejor con cada recurso que tenemos. Esto ofrecemos.

Compromiso

Nuestro compromiso es con usted y con su bienestar. Somos fieles a nuestra palabra; vivimos en legalidad para su mayor tranquilidad. Puede contar con nosotros siempre.

Experiencia

No nacimos expertos, nos volvimos expertos. Nuestro saber y habilidades provienen de la suma de un aprendizaje vivencial junto a una continua capacitación e instrucción en temas claves. Hemos crecido y vivido la evolución tecnológica.

Nuestra Historia

Más de 15 años apoyando a empresas y familias en asuntos tecnológicos.

Aunque solucionamos.net nace como una empresa hija de Sed Nomini SAS, fundada en 2009, en realidad nuestro equipo posee más de 15 años de experiencia real apoyando a un gran número de familias y empresas en asuntos concernientes a la tecnología.

Desde las épocas del DOS, procesadores 286, Windows 3.11 y la llegada de Internet a Colombia, hasta la actualidad... Hemos crecido con la tecnología, por lo tanto la entendemos y la dominamos.

Lo que hacemos

1

Damos soluciones reales, prácticas y económicas en temas de tecnología.
Si no podemos ofrecer la mejor solución, buscamos la mejor opción del mercado para usted.

2

Hacemos de la tecnología algo amigable.
La razón de ser de la tecnología es hacernos la vida más fácil. Por eso queremos ayudarlo a hacer las paces con ella.

3

Hablamos su mismo lenguaje, no queremos confundirlo.
Muchas veces la explicación más sencilla suele ser la correcta (Navaja de Ockham ), por eso somos claros en nuestras propuestas y respuestas.

Nuestros Valores

Lo primero es y será siempre Dios. Somos una empresa que honra a Dios por encima de todo. Queremos ser de bendición para Bogotá, para Colombia y para el mundo entero. Nos movemos en integridad, porque sabemos que aún cuando "nadie" nos ve, es al Padre a quien rendimos cuentas.

  • Actuamos siempre en pureza y rectitud. (Job 8:6)
  • Todo lo que hacemos lo hacemos de corazón y con excelencia. (Colosenses 3:23)
  • Nos capacitamos y crecemos mutuamente en sabiduría.
  • En todo lo que hacemos, damos gracias y honra a Jesús.  (Colosenses 3:16-17)
  • La gloria es toda para el Señor, no para nosotros, sino para Él. (Salmo 115:1)